Acknowledgements…it´s been a long way

camino

Hace unos días estaba pensando en los agradecimientos que pensaba poner cuando entregase finalmente mi tesis del máster; los tengo escritos desde hace muuuucho tiempo, y van más o menos así:

A J y R, los mejores papás del mundo.
Su apoyo emocional, económico y espiritual es el que me tiene aquí.
A As; su amor es el motor que mueve mi mundo.
Y sobre todo, Deo Omnis Gloria!
***

Muchas cosas han cambiado desde que escribí el primer borrador de estos acknowledgements. Y hay cosas que ahora ya no aplican. Si el amor de As fuera el único motor que mueve mi mundo, probablemente éste ya habría colapsado contra otro planeta hace miles de días…Pero bueno; against it all, I’m still convinced that As does love me… solo que no es de la manera en que hubiese querido que me amara…

Y bueno, probablemente nunca ponga estos agradecimientos en la bendita tesis, pero son los que gritará mi corazón el día que todo esto acabe…

Y pensé también en todas las demás personas a las que querré decirles gracias:

A J, la mejor amiga, hermana, terapeuta, motivadora, guía turística, maestra, historiadora que haya podido imaginar que tendría. Much of my personal evolution has come as a result of really thinking about the things you say. La forma en que miras la vida es contagiosa, y me ha hecho reflexionar mil veces. Sos la persona más desinteresada y menos egoísta que conozco. Nunca pensé que las adultas todavía pudiéramos encontrar mejores amigas y quererlas como cuando éramos unas niñitas.

To L, my life without male companion would have been unbearable. Gracias por todos los momentos divertidos, la compañía en los paseos y las largas charlas. J and you were really my closest as I was here and I will never forget that. Coincidimos en un tiempo y un espacio justos para apoyarnos en lo que estábamos viviendo. I hope we have done so.

To my Guatemalan family at Pamplona, y a todos sus integrantes no tan guatemaltecos que igualmente han sido especiales conmigo. Paula y Caro, las primeras españolas que me brindaron su amistad y me abrieron las puertas de su mundo sin ningún prejuicio ante estas locas amigas centracas que han venido a reconquistar el oro, jaja.

A las alternativas. Quejarse a veces si puede ser una buena terapia. You`re the only smart people around here…

La garra afilada y esa cosa peluda

Hace un año vine a Pamplona; mañana viene mi padre y todo esto se acaba. Mi año sabático; mi vida tal y como la he conocido los últimos 365 días está llegando a su fin…

Todo parecía estar perfecto; faltaba menos de un mes para volver a casa, al hogar, a lo seguro, al amor. Pensé que finalmente había alcanzado la paz y la felicidad, el Nirvana de los católicos, el equilibrio; que había logrado poner a Dios en el centro de mi mundo…y como dijo Mj, todo parece tan fácil cuando las cosas van perfecto, cuando mis anhelos están en la palma de mi mano y mis caprichos están siendo cumplidos; y así como aprendí a los 9 años con Tanit, tuve que recordarme que sólo sabemos dar valor a las cosas cuando nos pasan a nosotros.

Entonces sucedió lo inimaginable… bah!! Que era muy probable que volviera a pasar, pero yo estaba ciega, tonta, de nuevo, era más fácil creer que finalmente había alcanzado todo lo que quería. Y así tan rápido como se arreglaron las cosas, igualmente se evaporaron.

Lloré y recé por 5 días. Luego llegué a aceptarlo. No sé qué pasó y si finalmente entendí que Él no era lo que Dios quería para mí, o como dice mi amiga Andrea, de tanto caerme ya sé cómo levantarme volando. Pero vino a mi mente el propósitos que había hecho un día en el que todo pintaba especialmente color de rosa: No voy a permitirlo, ésta vez voy a luchar por alargar este pequeño instante y que la felicidad sea al fin permanente.

2014-08-02 14.03.27

Amor

El amor todo lo espera, todo lo soporta, todo lo cree, no es egoísta, todo lo perdona, no lleva la cuenta del mal… Eso es amor o sadomasoquismo? Amor o codependencia? Un sentimiento sano y puro o un amor enfermizo?

Como siempre, he estado pensando en el amor; y no he podido sacar nada en claro.

Necesitas razones para querer a alguien o el verdadero amor no hay que justificarlo? -Le quiero porque me hace feliz- he dicho espontáneamente. Y la voz de J diciendo -Eres una egoísta- y mi propia mente chillando -Nadie puede “hacerte” feliz, sólo tu misma- Peor sería que le quisiera a pesar de que me hace infeliz!

Y entonces, por qué le quiero? Le quiero por el montón de cualidades que veo en él; le quiero porque a su lado me siento segura, porque me da paz…de nuevo el egoísmo. -Pero, si le querría aunque tuviese que empujarle en una silla de ruedas!- he dicho. En las buenas y en las malas dice el padre en las bodas. Y yo le quiero así.

Entonces, dónde hay espacio para el egoísmo?

image

El Cantábrico en Euskal Herría

San Juan de Luz

Euskal Herría significa país vasco en Euskera; tradicionalmente, se considera constituida por los territorios españoles de Navarra, Guipúzcua, Álava, Vizcaya (Estos 3 son las provincias que a su vez forman la comunidad autónoma de Euskadi), Treviño (Burgos) y Villaverde (Cantabria); y por el departamento de los Pirineos Atlánticos francés formado por Baja Navarra, Labort y Sola.

El término es más bien cultural que político o geográfico y hace referencia a un país utópico que como tal, nunca existió. Para los que no sabemos mucho al respecto, la región simplemente se divide en País Vasco Español y País Vasco Francés. Y es ahí a donde quería llegar.

Después de mis últimas escapadas de verano a las costas del suroeste de Francia he ido haciendo un comparativo en mi cabeza respecto a las diferencias de las ciudades costeras del Cantábrico español y francés.

Me parece que todas tienen su origen en puertos balleneros dedicados al comercio que progresivamente se convirtieron en balnearios para la aristocracia europea, y en la actualidad, en ambos países se practica la pesca recreativa y el surf. Sin embargo, el énfasis histórico lo he visto más en España; mientras que el surf, el turismo y las tiendas se ven más activas en Francia… Aunque San Sebastián es una ciudad económicamente activa y bastante más grande que las ciudades costeras que he visitado en Francia, las cuales sólo tienen un par de calles comerciales; los habitantes de Sanse contrario a los de los pueblitos franceses, parecen dedicarse también a otras cosas más allá del turismo; está la universidad y la calle del paseo la concha por donde corren o pasean en bicicleta las personas locales que tienen la suerte de poder ejercitarse junto al mar. Talvez sea simplemente eso, que una es ciudad mientras los otros son pueblos turísticos.

Los puertos españoles guardan un aire de ciudad medieval, todos de piedras grises y callecitas estrechas que ponen la connotación romántica de antaño; mientras que las calles francesas son más amplias, rodeadas de casitas blancas con sus puertas y ventanas de madera roja, lo cual constituye el inconfundible estilo francés de Euskal Herría (se esté o no en la costa).

Las playas del Mar Cantábrico no conocen de fronteras y el agua es igualmente fría en ambos países, especialmente para una americana acostumbrada a la tibieza del Caribe; la arena es blanca, fina y sin rastro de caracolas. Igualmente perfectas para tomar el sol; aunque reservadas para un chapuzón de valientes.

Algo debe tener el suelo francés que en sus ciudades costeras abundan las hortensias; las hay de muchos colores, desde el rosa pálido casi blanco hasta el magenta, pasando por el celeste, lavanda y púrpura. Claro que en España también hay flores, pero más bien de la familia de las gramináceas.

En Francia puedes comer las crepes, waffles o saludables ensaladas; mientras que en España predominan las tapas ricas en grasas saturadas y los mariscos fritos…y el costo es bastante elevado en cualquier playa; aunque me parece que en cualquier sitio es posible encontrar opciones relativamente económicas.

Como todo en la vida, sólo es cuestión de gustos.

San Sebastián 2

13 going on 30

Yo

En unos días cumpliré 30 años (finalmente…parece que he estado esperando toda una vida por esta fecha… ¿Esperando? ¿Temiendo?)

30 es un número icónico; se supone que a esa edad ya vas bien encaminada en tu vida, sabes lo que quieres y has alcanzado muchas metas. En los días de sol, diría que voy por buen camino; pero en los negros y lluviosos afirmaría ahogada por la angustia de la incertidumbre, que estoy perdida.

Pero hoy es un día soleado. Y me gusta la mujer en la que me he convertido… me veo al espejo, y ni siquiera parezco de 30! Sonrío; me gusta lo que veo a pesar de que no llevo ni rastros de maquillaje; jiji.

Este último mes debería haber sido el mejor de mi vida; el tiempo hace perfecto (bueno, lo que pueda entenderse por perfecto entre las variabilidades climáticas pamplonicas), la tesis está casi terminada, tengo un poco de dinero para gastar (aunque luego la culpa me devore; ¿Quién podría resistirse a estas grandes ofertas que parecen ser compras inteligentes?) y mucho tiempo libre para leer, escribir, rezar, tomar el sol, pasear y todo lo que se me antoje. Y digo debiera porque una parte de mí siente que está obligada a divertirse, porque quién podría ser tan mal agradecido para no hacerlo teniendo todo esto; mientras que otra parte comienza a agobiarse por los planes de la partida: empacar mi vida entera de nuevo, los problemas de adaptación que me esperan en casa de mis padres, la familia a la que amo pero que la mayoría del tiempo resulta fastidiosa, poner a andar nuevamente la clínica de nutrición, buscarme un trabajo fijo para sobrevivir mientras tanto…etc; etc; etc.

Pero bueno, el punto es que en la medida de mis posibilidades he tratado de sobreponerme a la autoflagelación, aceptar a las cosas como vienen y disfrutar de mi caóticas compañeras de piso sin enfadarme, esforzándome por disfrutar todo esto mientas todavía lo tenga…

Y claro, aún les debo una explicación de lo que ha pasado con A y cómo Dios con su varita mágica lo ha arreglado todo… la entrada anterior del blog tendrá que quedarse en suspenso en aras de la discreción que he prometido y del sentido común que empiezo a adquirir. Pero les diré que hemos llegado con éxito a los dos años de relación casi sin darnos cuenta. Y en una entrada dedicada a celebrar mis primeros 30 años por el mundo, no podría dejar de mencionarle. Definitivamente mucho de lo que he crecido en este año se lo debo a él. Y al hecho de que aunque no le guste, definitivamente es un motor importante en mi búsqueda de la superación personal.

Llegando casi al último recuento de mi aventura en Pamplona, y coincidiendo con mi próximo onomástico, quiero sintetizar algunas de las cosas que he alcanzado y otras en las que debo trabajar un poco más:

What I´ve achieved

  • He aprendido a esperar. Las horas, los días, los meses ya no son tan largos.
  • Autorregulación. A veces, self soothing es mucho más fácil cuando estás lejos de todos. Y funciona igual.
  • Auto sobrevivencia. Me he mantenido funcionando a pesar de todo.
  • Master´s degree (otro más, jaja)
  • Entender el otro lado de la moneda. A veces, soy un dolor de huevos. Ahora me aplico en serio para evitarlo.
  • Salir de mi confort zone y exponerme literalmente a todos mis miedos: estar sola, lejos de mi familia, todo nuevo, nada es mío, no tengo control sobre el ambiente, recoger mi propio desastre, tolerar el desastre ajeno.
  • Long distance relationships still standing (cuesta muchísimo pero puede que valga la pena)
  • Animarme a hacer, sentir, y experimentar cosas nuevas.
  • Adquirir muchos conocimientos nuevos de la vida en general; desde las diferencias culturales, hasta toneladas de historia antigua y moderna desde una perspectiva social y hasta teológica (gracias Jo, tú sembraste la semilla!)
  • Curso intensivo de administración del hogar (interprétenlo como quieran!)

To work on:

  • Úrgeme dosis más altas de paciencia y tolerancia a la frustración.
  • Dejar atrás el egocentrismo; escuchar más a los demás y dejar de hablar de mis cosas.
  • Todavía puedo quejarme menos y ser más positiva.
  • No exigirme tanto algunas veces, darme permiso de disfrutar más y exigirme más cuando se debe.
  • Vivir en el presente; no pensar tanto en el pasado ni preocuparme tanto por el futuro.

Y con esto en mente, no queda más que desearme Feliz Cumpleaños a Mí!!!

B-day cake 2

Jo

ragazza-con-un-libro-188950[1]Jo es la persona más peculiar que conozco. Llevaba días queriéndole escribir una carta; especialmente cuando tuvo su primera decepción amorosa (dice que no se había enamorado antes) y parecía tan desconsolada; algunas veces las palabras y tu pensamiento es lo único que puedes regalar a las personas…

Y ahora, motivada en parte por la descripción que hace Reyes Calderón de su amiga Marta en su último libro; he decidido compartir unas líneas de esta amiga/hermana que la vida me ha regalado en este año.

Jo y yo tenemos más de 80 amigos en común en el mundo real y otros tantos en fb; sin embargo jamás nos habíamos conocido a pesar de vivir más de 25 años en la misma ciudad que es un pañuelo!

Nos conocimos al azar en un bus en Pamplona; donde ella reconoció mi acento y yo pensé que esa chica tan peculiar con una moña en la cabeza no podía ser una auténtica guatemalteca.

En Guate la gente es muy tradicional; contrario a nosotras que compartimos el gusto por lo diferente, adoramos los colores chillones, los ornamentos en la cabeza y nacimos con una curiosidad insaciable que a veces no lleva a querer tragarnos el mundo de un bocado. Pero eso es todo lo que tenemos en común. En realidad en muchas cosas, somos como el agua y el aceite.

Gracias al buen corazón de Jo y sus loables intenciones, nuestra amistad fue convirtiéndose en lo que JPII llamaría una virtuous friendship. Y más allá de ir al cine, tomar calimochos, rezar, ir a misa o investigar de la vida de los santos (¡Vaya que está sonando a que somos muy piadosas, cuando en realidad podemos ser bastante terribles!); también decidí acompañarla en sus aventuras.

La primera obsesión que me contagió fue respecto a la historia de España especialmente de los Reyes Católicos, y tras devorar libros y tragarnos enteras y casi sin respirar las dos temporadas de la serie Isabel; también partimos a visitar todos los sitios en que están relacionados con estos notables personajes (al menos todos los de este país). Luego, volvimos un poco a sus antiguos amores y nos volcamos en JFK o las guerras mundiales para finalmente aterrizar en Berlín y llenarnos la cabeza de miles de datos que aún hoy sigo sin poder ordenar coherentemente.

Con mi mudanza hacia su piso finalmente inició una era difícil para nuestra relación que coincidió con el novio inesperado que le resultó de la nada y que en un inicio hasta promoví aunque luego me arrepentí. A ratos me sentí abandonada mientras que por otros agradecí la soledad; y a pesar que a momentos reciento mi falta de privacidad (o de sueño), termino hastiada de las fiestas o me quejo por recoger el desorden y mantener a raya el polvo, las pelusas y la cochambre de la cocina; en realidad sigo pensando que Jo es genial.

Nos hemos vuelto familia, y puedo ponerme el pijama frente a ella sin sentir ni pizca de vergüenza; compartimos confesiones inenarrables y aunque pasemos algunos días casi sin vernos; un momento juntas es suficiente para ponernos al corriente. A pesar de que Jo no habla tanto de sus intimidades y de su vida previo a España, he aprendido a conocer a su familia y retazos de su pasado. Esto me lleva a uno de los puntos que más admiro de ella. Jo no vive en el pasado; disfruta el presente y sueña con el futuro haciendo un millón de planes sin que esto le robe la paz o le impida disfrutar el momento presente.

Jo tiene espíritu aventurero, es nómada; aunque en los próximos años parezca que Palmplona tendrá que seguir siendo su residencia definitiva; su corazón no puede estarse quieto. Creo que los genes y la multiculturalidad que trae en las venas definitivamente han tenido que ver mucho con ello. Como suele decir; cuando su familia nuclear se sienta a la mesa; hay al menos seis países comiendo juntos!

Creo que todas esas experiencias aunadas a su hambre de conocimiento son los que la llevaron desde siempre a leer cuanto libro cayó en sus manos, a ver todos los videos posibles y pasar horas investigando en internet sobre asuntos tan variopintos como el imperio mongol o el rito maronita de los árabes católicos….

Jo es un cofre de sorpresas, nunca sabes con qué te va a salir y rara vez se siente triste; y cuando lo hace, nada mejor que una sesión de maquillaje completo y unos minutos con la plancha del cabello para arreglar el mundo por dentro y por fuera. Es otras de las características más admirables de ella; en su cabeza todo es simple; todo se puede alcanzar y todo, absolutamente todo tiene solución. Y déjenme decir, podrá parecer una tontería, pero lo de peinarte el cabello, ¡Realmente te hace sentir feliz!

No se tortura con horarios y normas establecidas y aunque se levanta media hora antes de entrar al trabajo, la mayoría de los días logra llegar casi a tiempo tan arreglada como quien va a una fiesta de coctel…

¿Ven? Esto contrasta abismalmente con mi mundo lleno de reglas, de orden, de previsión. También con mi manía de quejarme o lloriquear y la practicidad que heredé de mi madre y que me sirve de excusa para casi no peinarme jamás y maquillarme lo mínimo posible…

Claro, que no todo es color de rosa y J no es una chica perfecta. En las últimas semanas se ha estado preguntando si su independencia (de la cual se siente tan orgullosa) no será un defecto más que una virtud o si el no necesitar a nadie no es más que una máscara para no ser lastimada; y si no le impedirá tener una pareja estable. También ha mencionado que se siente egoísta y algunas veces sí que me ha parecido que está acostumbrada al ser el centro del mundo. Ha sido acusada de voluble por su tendencia a cambiar de opinión innumerables veces y su resistencia o miedo al compromiso también han salido a ventilarse. A su favor debo decir, que si de verdad se compromete a algo, la mayoría de las veces sí que lo cumple; y que tiene un gran sentido de lealtad a sus amigos. Aunque puede ponerme nerviosa esa manía suya a no concretar algo o hacer mil cosas al mismo tiempo.

Si me pidiera mi opinión, le diría que hay algunas cosas en las que debe trabajar, como el mantener en orden su mundo exterior, preocuparse por las obligaciones cotidianas o incluso ahorrar para el futuro; pero no me lo está preguntando, y tal como ella dice, es mejor tener la cabeza y el corazón en orden que la casa.

Que sea esta pues una semblanza pública de mi amiga Copito y mis mejores deseos para que siempre conserve en su corazón esa generosidad y alegría que la define y que nunca se canse de aprender; pero sobre todo, que no deje que nadie, jamás, le robe su esencia.

chica-leyendo[2]